El Legado de Luis Hidalgo López

DSC_8246Un pionero es aquel que inicia la exploración de nuevas tierras. Es aquel que se enfrenta a lo desconocido. Es aquel que persevera en la búsqueda de nuevas rutas. Es aquel que hace, aquello que nadie se atrevió a hacer.

La muerte es parte de la vida. Los que se nos adelantaron ya no tienen presencia física. Pasan a formar parte de los recuerdos. Recuerdos que son atesorados por la familia y amigos. Pero que se van diluyendo después de algunas generaciones.

Sin embargo hay personajes que trascienden al olvido. Porque su influencia en la sociedad hace que sus actos pasen a una memoria colectiva. Son aquellos que Bertolt Brecht denominó “los imprescindibles”. Los que luchan toda su vida por sus ideales y objetivos.

Tuve el privilegio de compartir el día a día de 30 largos años de trabajo junto a Luis Hidalgo, y quiero compartir con ustedes parte de su historia.

En la década de los 70, en funciones de Contralor General del Estado, el Dr. Luis Hidalgo López padeció en carne propia la “informalidad” de nuestros legisladores. Desde la crítica posición de autoridad fiscalizadora, constató que no se disponía de información confiable y completa sobre la vigencia de los miles de actos normativos producidos por el Estado; información imprescindible para la auditoría y el control de gestión en las entidades del sector público.

Los textos legales y los actos administrativos estaban impresos en las ediciones diarias del Registro Oficial. La Contraloría disponía de una colección completa de Registros Oficiales, perfectamente encuadernados y organizados por meses y años. Sin embargo eran inútiles para proporcionarle la información requerida sobre los períodos de vigencia de las normas.

Como inteligente respuesta a ese paradójico fenómeno de disponer de los textos legales en papel, y sin embargo carecer de información confiable y oportuna para tomar decisiones, el Dr. Hidalgo desarrolló una metodología que permitió resolver aquello que con cierto sarcasmo denominó “La legislación informal”, “La telaraña legal” o “El laberinto jurídico”, cuya descripción y análisis fueron recogidos con esos mismos títulos en sendos libros de su autoría.

Con una clara visión de jurista, y en presencia del crecimiento explosivo de la normativa publicada a fines del siglo XX, comprendió que la tradicional tarea de mantener “tarjetas o ficheros” -para el registro y seguimiento manual de la vigencia de los actos normativos-, era una labor que por su volumen y complejidad, tenía los días contados.

Por ello le apostó con seguridad y confianza a la incipiente tecnología informática disponible en los años 80.

En un inicio utilizó los minúsculos recursos del primer computador “main frame” que llegó al país y que proporcionaba servicios a particulares. Allí, procedió personalmente a cargar datos legales (en tarjetas perforadas ¡!); y dedicó los siguientes 30 años de su vida al registro y catalogación de la normativa legal ecuatoriana, con una paciencia, minuciosidad y dedicación propias de un monje medieval.

Pero no se quedó allí. Quienes trabajamos junto a él fuimos desafiados a innovar. A utilizar la imaginación y la creatividad para construir herramientas en ese momento inexistentes.

Así, 12 años antes de la fundación de Google, se logró producir los primeros buscadores sobre textos legales, que se materializaron en aquellos legendarios sistemas bautizados como MERLIN e INFOLEX, con los que toda una generación de abogados de los años 90 se incorporó a la era de la información.

Alguna vez, cuando le sugerimos modificar su metodología de catalogación de las leyes, respondió con una sonrisa burlona: ese trabajo se hace solo una vez en la vida.

Hoy, los abogados litigantes, académicos, estudiantes, investigadores, consultores, jueces, funcionarios públicos, y empresarios entre otros, tenemos la enorme fortuna de acceder a su obra maestra, fruto de su incansable trabajo: el catálogo sistematizado de toda la legislación producida en Ecuador.

Luis Hidalgo logró construir un mapa, que hoy nos permite navegar con rapidez y seguridad por los tortuosos vericuetos del laberinto jurídico ecuatoriano.

Nadie en nuestra América Latina ha tenido el coraje de afrontar una tarea semejante, y haber dedicado su vida a concluirla con éxito.

La “Familia Lexis” es también parte de su legado.

A pesar de los turbulentos tiempos de cambio tecnológico del pasado fin de siglo, -que sepultaron a la gran mayoría de empresas informáticas de los años 80-, Luis Hidalgo logró conformar un selecto equipo de profesionales y colaboradores profundamente comprometidos con su tarea; que, con una mística envidiable logró adaptarse a los cambios superando todos los obstáculos. Tenemos el orgullo de manifestar que somos miembros de lo que llamamos la gran familia Lexis, fundada por Luis Hidalgo.

Estamos despidiendo a un pionero. A un hombre íntegro, que supo vivir sin apartarse de sus principios éticos y sus convicciones, señalándonos el camino que todo hombre honesto debe seguir.

Gracias Lucho por tu ejemplo. Te vamos a extrañar.

Leonardo Hernández Walker, MBA

Gerente General

LEXIS S.A.

11 comentarios en “El Legado de Luis Hidalgo López

  1. Ramiro Chávez Játiva

    Concuerdo plenamente con el texto anterior y me solidarizo en expresar mis condolencias a la familia Lexis, que perdió a su pionero. Yo también trabajé con El en la Contraloria General y puedo dar fe que después de Solón Espinoza fue el mejor Contralor. PAZ EN SU TUMBA

    Me gusta

  2. Fabián Corral B.

    Mi adhesión a todo lo que se expresa sobre el maestro Dr. Luis Hidalgo López, un pionero y un adelantado, que revolucionó no solo la forma de acceder al laberinto jurídico del Ecuador, sino que, además, acertó con sus formidables análisis sobre el laberinto legal que vivimos, y que conspira cada día contra una sociedad civilizada.

    Mi homenaje a quien además fue mi maestro en la Universidad Católica del Ecuador

    Fabián Corral Burbano de Lara

    Le gusta a 2 personas

  3. Marcela Barberis

    Lo vamos a recordar siempre, fue un gran pionero para desentrañar la maraña jurídica, pero además fue un hombre de bien y gran caballero, me solidarizo con toda su familia en estos momentos de dolor, el legado que el Dr, Hidalgo nos dejó perdurará por siempre

    Le gusta a 1 persona

  4. Jorge Cevallos Jácome

    Tuve el honor de trabajar con el doctor Luis Hidalgo López en la Contraloría General del Estado, y conocí de cerca su sapiencia, que compartió sin egoísmo, su hombría de bien sujeta a toda prueba, y su gran capacidad de trabajo que le permitió emprender en grandes proyectos. Le recuerdo con gran cariño y respeto, y hago llegar a su familia mi sincera condolencia. PAZ EN SU TUMBA

    Le gusta a 1 persona

  5. Miguel Ángel Puente Jara

    La Dictadura lo tacho por ser un CONTRALOR LEGALISTA solo por el pecado de ser un hombre honesto, trabajador y valiente. Las actuales generaciones disfrutan como su legado de un sistema incomparable para la investigación. La justicia del Ecuador es diferente desde que el Dr. Hidalgo creó LEXIS.
    Gracias por su ejemplo Dr. Hidalgo.
    Ab. Miguel Ángel Puente Jara.

    Le gusta a 1 persona

  6. Nicolás Parducci Sciacaluga

    Conjuntamente con el Contralor General del Estado, doctor Hugo Ordóñez Espinosa, y siendo Procurador General del Estado, fui invitado a conocer el sistema de información jurídica que había diseñado y puesto en práctica el doctor Luis Hidalgo López, todo un Señor.
    Nos explicó y demostró la bondad del sistema y quedamos agradecidos, felicitándolo a él y a sus colaboradores por el aporte que realizaban para el mejor conocimiento y utilización de la información jurídica contenida en el Registro Oficial.
    De retorno a Guayaquil, de nuevo en el ejercicio profesional, tan pronto como nos lo propuso, la firma de abogados a la que pertenezco contrató los servicios de Lexis, que se constituyó en una herramienta fundamental para el ejercicio de nuestra labor de docencia y abogacía.
    Tengo gratos recuerdos de la hombría de bien, los grandes conocimientos y la amable sonrisa del amigo Luis Hidalgo López.
    Que en paz descanse y de Dios goce.
    Nicolás Parducci Sciacaluga..

    Le gusta a 1 persona

  7. Nuestro sentido de pesar por el fallecimiento del Dr. Luis Hidalgo López, mentalizador y fundador de LEXIS S.A., empresa con la que trabajamos desde hace mucho tiempo.

    En lo personal recuerdo años atrás, aquella incomprendida clase de “informática jurídica” dictada por el Dr. Hidalgo, sin llegar a imaginar como se llegaría a desarrollar este emprendimiento.

    Este artículo lo retrata como un pionero y en efecto lo fué. Ojalá en el Ecuador hayamos muchos pioneros valientes dispuestos a desarrollar ideas y productos dentro de esta bella ciencia del derecho.

    Alejandro Peñaherrera Córdova
    GERENTE GENERAL
    ALPE-LAW

    Me gusta

  8. Edison Cevallos

    Como viejo usuario de Lexis y permanente consultor al Dr de temas de carácter legal y siempre recibí la orientación adecuada, me uno al dolor ciudadano ante la lamentable ausencia definitiva de un naestro, mis condolencias a la familia de Lexis

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s